martes, 16 de agosto de 2016

MENOS MADERA Y MÁS CABAÑA...

Aunque tengo que reconocer que la cantidad de madera que forra literalmente de arriba a abajo, las cabañas de montaña, me acaba agobiando... Madera de una misma tonalidad, en las paredes, en el mobiliario interior y del jardín, en el techo, en los suelos, en el tejado, en el porche... Madera y ¡Más madera! como diría el gran GROUCHO MAX... 


LA CABAÑA que os traemos hoy, si bien, cumple con las premisa anterior de "madera por los cuatro costados", cuenta con elementos interesantes que la hacen enormemente apta para utilizar en verano, ya que suavizan su fisonomía aportando una mayor sensación de ligereza y frescura...


  • Grandes ventanales 
  • Introducción del blanco en madera y metal
  • Tejidos claros
  • Detalles naturales

¡Esto si nos convence!
Os invitamos a recorrerla con nosotros 
¿qué tal considerar, a partir de ahora, "cabaña" como casa de vacaciones?

¡FELIZ SEMANA!















1 comentario:

  1. PODRIA PASAR EL RESTO DE MI VIDA EN ESA CABAÑA...

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.