jueves, 19 de enero de 2017

ESPEJOS CLÁSICOS... POR LOS QUE NO PASAN LOS AÑOS


Mezclar lo nuevo con lo antiguo, con los resultados esperados... Como cuando damos paso a un nuevo año y nos quedamos sólo con lo mejor del anterior... Ahora es posible estar a la última sin renunciar a esa pieza imprescindible que forma parte de nuestros recuerdos más íntimos, sin miedo a que desentone con nuestra nueva forma de afrontar la vida...

¿Y cual es ese ICONO DE ESTILO que hace mucho fue mucho más nuevo, 
pero mucho menos valioso?


Pues si yo tuviera que elegir, me quedaría con ese IMPRESCINDIBLE ESPEJO por lo general de estilo BARROCO y dotado de bendita DECADENCIA que lució durante toda una vida en la alcoba de nuestras abuelas...


La única diferencia, es que, ese ESPEJITO ESPEJITO mágico, bañado en oro y filigranas, decora ahora nuestros baños, vestidores y recibidores y abandona su lugar sobre las cómodas para apoyarse directamente sobre el suelo...


Hoy, apostamos por ELLOS, esos insuperables testigos de historias que cobijados en su belleza permanecen impasibles ante el inexorable paso del tiempo para aquellos que los miran desde el otro lado con envidia...









El dorado, icono de opulencia y valor añadido... Pero si lo tuyo es la discreción más absoluta, la alternativa perfecta, puede ser la plata envejecida o el blanco inmaculado... ¿Con cual te quedas?



¡FELIZ FIN DE SEMANA!

1 comentario:

  1. Si quieres ver marcos barrocos bonitos para decorar en el color que te guste, te animo a que visites riojarte.com

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.